jueves, 19 de julio de 2018

Peregrinación a Medjugorje (14 al 19 de julio de 2018).

Volver a Medjugorje con otra agencia de peregrinaciones (viajarjuntos.com) con Monica del grupo del jubileo de Roma, porque quería ir y para apoyarla como amiga me apunté para volver a tener esas buenas sensaciones que tuve el año pasado con el grupo de san Isidro.

Se puede decir que cada vez que vuelves a un lugar que ya he estado no tengo las mismas sensaciones, pero reconocí que lo que sentí yo el año pasado he vuelto a vivirlo reflejado en los compañeros de la peregrinación. Pues recordé lo que sentí al ver por primera vez el Cristo resucitado en ellos. Como si fuéramos todos iguales. Vamos a ver a la Virgen y nos encontramos con Cristo resucitado.

Además de conocer Mostar y su famoso puente muy bonito pero con piedra resbaladiza. Visitar y bañarse en las cascadas de Kravice fue muy bonito y gratificante.

Conocer a nueva gente en sitios diferentes que un centro de trabajo y verlos más relajados y con menos estrés que si fuera el trabajo.

Agradecer cambiar de paisaje por unos días y coger las fuerzas de nuestro Amigo y Señor Jesús acompañados de la virgen María, que nunca nos abandona.

Además de relajarme diciendo tonterías y chistes para volver con nuevas energías renovadas al trabajo de cada día esperando poner en práctica  los frutos de esta peregrinación.

Y también reconocer que al final nos vamos conociendo todos en esta vida como si fuera un círculo, por ejemplo, la casualidad de conocer las mismas personas en dos ámbitos diferentes. Da alegría saber que conocemos a la misma persona en diferentes sentidos.

Y dar gracias a Dios por regresar bien, esperando repetir a otro lugar de peregrinación distinto, ya sea con la misma gente conocida o no conocida, pues todos en el fondo nos conocemos a través de nuestro Amigo Común y ya sabemos que los amigos de mis amigos son mis amigos. Gracias Amigo Jesús. Amen.