lunes, 30 de octubre de 2017

Peregrinación Caravaca de la Cruz, 28-29 de octubre de 2017

Fuimos a ver a Nuestra Señora de la Esperanza a Calasparra, un pequeño santuario donde paramos a ver a nuestra Amiga la Virgen María. Y me acordé de la Beata Madre Esperanza, una murciana fundadora del santuario del Amor misericordioso en Collevalenza, Italia, donde se la quiere mucho e hizo muchos milagros, entre ellos, excavar un pozo de más de 200 metros y que la gente iba a lavarse allí y se curaba, pero siempre con Fe.

Pasamos a Caravaca a visitar el santuario, donde se guarda un trozo del Lignus Crucis, de la Cruz donde fue clavado Nuestro Amigo Jesús en Jerusalén.

Luego fuimos a Murcia a visitar a su Madre, nuestra Amiga, Nuestra Señora de la Fuensanta, donde también se ganaba otro Jubileo al ir peregrinando en grupo. Así que ganamos dos Jubileos en un fin de semana.

Luego nos contaron un poco de historia y curiosidades sobre la ciudad y los santuarios.

Ganar un Jubileo puede ser también ganar una experiencia para la propia vida que pueda servir en un futuro, bien para nuestra vida como para compartirla con el prójimo.

Qué es sino un Jubileo, si no es Compartir tu Tiempo con el Otro, de forma que Ambos Aprendamos a Convivir de la mejor forma posible. Siempre con la Ayuda de Dios, que se nos aparece todos los días en el prójimo que nos encontramos en nuestra vida.

Paz y amor siempre como nuestro Amigo Jesús nos enseñó.

No hay comentarios: