domingo, 5 de junio de 2011

Deporte - salud

Para comentar otra vez los beneficios del deporte - salud, cuento este relato, pues como se puede leer en este blog, quiero exponer, no artículos científicos que son más aburridos, sino ejemplos prácticos en los que la gente se puede basar para no caer en las tentaciones que una y otra vez podamos tropezar.



Para ello, después de haber participado en el segundo triatlón popular de Madrid, ayer día 4 de junio de 2011, quiero relatar la siguiente crónica.



El día anterior fui a por el dorsal para participar en el triatlón. Sí, yo participo, me resulta raro cuando voy a correr y la gente dice que va a competir... No, yo participo, y no compito, me resulta raro cuando dicen eso de "los atletas..." o los "triatletas...", es divertido refiriéndose a los populares, me resulta gracioso... aunque se nos pueda llamar así. Yo pensaba que así se llamaban a los que de verdad viven de ello, y es su profesión.

El día del triatlón llegué una hora antes, pero este año había 600 participantes, casi el doble que el año pasado, y casi no dio tiempo a calentar. Una fila inmensa de gente hasta llegar a boxes a dejar la bici, con el DNI en la mano y el control de material que tienen que hacer los jueces de la federación de triatlón. La cosa se alarga.

Estaba tan nerviosa que no pude ni desear suerte a los compañeros, conocidos y menos conocidos. Dejo la bici, voy al ropero a dejar la mochila (lo que no se utiliza durante la carrera se deja fuera de boxes, en el ropero). Ya está todo preparado, las chicas salimos primero, rápido a la cámara de llamadas, para pasar al pantanal y cuando den la salida, tirarnos al lago a empezar con los 750 metros de natación.

En la cámara de llamadas me hicieron una entrevista, un cámara y una chica con el micrófono nos dijo que quién quería decir algo, y todas nos asustamos (como es lógico), así que me puse de voluntaria, dije lo primero que me salió en ese momento, pensando en las veces que me ha entrevistado Telemadrid, y los "recortes" que se ha pegado dicha cadena, en los que rara vez me suelo ver el televisión. La entrevista era para la misma organización, como vídeo promocional para el año que viene.

Salimos las chicas, y cada 2 minutos hay una salida de las 6 en total de los chicos, o sea, que en seguida nos pillan a las chicas.

Tardé unos 23-24 minutos en salir del lago, mi ritmo es lento pero seguro, voy para boxes, me pongo las zapatillas... casco, bici... salimos de boxes y montamos en la bici.

23 kilómetros ciclistas, con tres vueltas a la casa de campo con todas las subidas que ello conlleva. La primera y segunda vuelta vamos muy acompañados todos, los últimos con los doblajes de los primeros, pero la tercera vuelta la hacemos casi en solitario.

Una hora y cuarto después llego a boxes, me bajo de la bici y voy a mi puesto con el número de dorsal para dejar la bici y empezar a correr.

5 kilómetros, y dos vueltas por un circuito todo llano. La transición de bici a correr es la más dura, porque se quedan las piernas agarrotadas de la bici y te pesan mucho al correr. La transición de nadar a bici no se nota tanto. Pero recordando los dos triatlones del año anterior no noté mucho el cambio de bici a correr, a pesar de que este año no entrené estas transiciones. Lo cogí bien, lo malo es que iba con algo de flato y en la segunda vuelta tuve que parar a andar y trotar, debió de ser cosa de la respiración también. Acabé bien, pero según las clasificaciones, fui la última chica.

Como los chicos salían más tarde, no llegué a entrar la última en meta, pero los minutos que restan a los chicos, puedo decir que tengo el privilegio de ser la última en llegar a meta: 2 horas 23 minutos, que para ser mi primer triatlón sprint no está nada mal para mí. El año pasado hice los dos triatlones supersprint (la mitad de recorrido o algo menos) en 56 y 58 minutos.

Se puede concluir, que más o menos, este deporte me gusta, me beneficia para no engordar, y conocí a gente maravillosa que me animó a seguir.

Si nos vamos al deporte profesional, es como cualquier profesión, cuando cualquier persona se lo toma tan en serio que no disfrutan con ello. Pero también hay gente que disfruta de su trabajo y no le importa si tiene que quedarse algo de tiempo más, si se requiere.

Como me dijo el organizador la semana anterior en el acuatlón popular, alguien tiene que llegar el último, si no soy yo es otra persona, no tiene la mayor importancia, lo importante es llegar a meta.



Pueden preguntarse algunos lectores de este blog, por qué casi todos los post hablan de correr, no simplemente del deporte en general, sino especialmente del mundo de las carreras.

La respuesta está en mi primer post, en el artículo que abrió este blog. Y es que las personas cambian, los amigos cambian por desgracia. Y me gustaría seguir viendo y compartiendo más momentos con amigos con los que he compartido este mundo de las carreras, donde me divierto, me relajo, me encuentro sana física y psicológicamente.

Por desgracia, con el tiempo, el mundo cambia, pero también se puede decir que si cambiamos siempre es a mejor. Siempre hemos aprendido, bien de nuestros errores o bien de los errores de los demás. Pero siempre que disfrutamos algún momento nos llenamos de energias positivas, que a algunos les dura más tiempo y a otros menos. Pero siempre es necesario coger alguna droga sana, como creo que es ésta.

Por mi parte, siempre que ellos quieran me tendrán ahí, a veces me encontrarán más desanimada y necesitaré más explicaciones, pero los amigos que han pasado por mi vida y los que pasarán, y los que quieran serlo, siempre estaré ahí para ello.



Así que a disfrutar del estrés bueno o eustrés mejor que del estrés malo o distrés, como dice la siguiente dirección:

http://informaciongratis.wordpress.com/2007/01/12/eustres-y-distres/

O como dice otro amigo corredor:

"Las emociones, sobre todo las positivas, cuando alcanzan una intensidad límite máximo, son inasumibles y pueden desbordar el corazón y la mente. En tales casos recomiendo respirar hondo e ir dosificando su análisis muy despacio, minuto por minuto. Sólo así se puede afrontar la siguiente “dosis”."



Más relatos en mi otro blog y frases de autoayuda:


http://informaciongratis.wordpress.com/