miércoles, 24 de marzo de 2010

Un libro y una flor (día del libro)

Una habitación sin libros es como un jardín si flores.

Amaneció una mañana de abril de 2010, día 23, florido, después de haber llovido en días anteriores.

Salí de casa para ir a trabajar, y al llegar a la biblioteca sentí ese olor tan maravilloso a libro recién encuadernado: es el día del libro.

Aunque trabaje frente al ordenador, no deja de ser maravillosa toda la información que se puede encontrar.

Aunque cambien los soportes, el libro siempre estará ahí, sea en papel o en digital, en fichero, en libro electrónico, de bolsillo o de bibliófilo.

Con un libro siempre se pueden aprender muchas cosas, sea por su soporte físico o por su contenido intelectual. Esa sensación tan maravillosa que te crea, como un buen amigo, que te hace olvidar los malos momentos.

Como decía Ernest Hemingway, traducido al castellano, no hay amigo tan leal como un libro.

No hay comentarios: