domingo, 28 de marzo de 2010

Madrid

MADRID (AGUSTÍN LARA)

Cuando vengas a Madrid, chulona mía
voy a hacerte emperatriz de Lavapiés;
y alfombrarte con claveles la Gran Vía,
y a bañarte con vinillo de Jerez.
En Chicote, un agasajo postinero
con la crema de la intelectualidad
y la gracia de un piropo retrechero
más castizo que la calle de Alcalá.
Madrid, Madrid, Madrid,
pedazo de la España en que nací
por algo te hizo Dios
la cuna del requiebro y del chotis.
Madrid, Madrid, Madrid,
en México se piensa mucho en ti
por el sabor que tienen tus verbenas
por tantas cosas buenas
que soñamos desde aquí;
y vas a ver lo que es canela fina
y armar la tremolina
cuando vengas a Madrid.

Fuente: esmadrid

Vídeo Esmadrid



Mi ciudad, me gusta Madrid, y quiero dedicarle un post del blog. Con todo lo bueno y lo malo.

jueves, 25 de marzo de 2010

Siempre hacia delante

Después de una tarde para recordar, con unos grandes amigos, que no recordaba que tenía. Me ha hecho reflexionar: nunca sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Desde el accidente de la bici, aquel anillo verde nocturno, en el cual no pude llegar al final, porque desperté en el hospital. Esto ha sido el final y el principio de una vida. Aquí he sabido quién puede ser, y quién es amigo de verdad.

Dónde está la definición de amigo (del diccionario de la RAE, amistad “Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato”), hay muchos grados de amistad, pero conseguir ser amigos como dice la RAE es muy difícil y mantenerlos es mucho más difícil.
Todos necesitamos de alguien, nadie quiere estar solo, pero todos queremos sentirnos bien y a gusto. Como decía la tercera vía de Santo Tomás de Aquino, todos somos contingentes, existimos pero podíamos no existir, el único que no es contingente es Dios. Así que debemos permanecer todos unidos, ser una gran familia y saber convivir, intentar convivir todos como grandes amigos y vencer esos retos y esos obstáculos que hay en la vida y que a veces nos los ponemos nosotros mismos. Y si necesitamos ayuda, pedirla, que es gratis. Y si podemos ayudar a alguien, ayudarle, que sea o no gratis, nos hace sentir mucho mejores, más animados y más ganas de “COMERSE EL MUNDO”.

Conclusión:

SIEMPRE HACIA ADELANTE: para atrás, ni para coger impulso.

Tenemos toda la vida por delante y no tenemos que desperdiciarla viviendo deprisa, sólo Dios saber cuando moriremos, pero mientras tenemos que disfrutar día a día con lo que tenemos y convivir con ello.

Si miramos para arriba, nos deprimimos, pero si miramos para abajo somos unos privilegiados. Total, que en el centro está la VIRTUD, o sea, nosotros/as. Así que ya sabéis, a seguir siendo VIRTUOSOS.

Besos y abrazos para todos mis AMIGOS

miércoles, 24 de marzo de 2010

Poderoso caballero...

Parafraseando a Quevedo
Me quedo con su buen amigo
Que no voy a contar nada
De lo que no valga un comino.

Si me quedo sola en casa
Me destroza esta tortura
Pero si salgo a la calle
Y lo que veo no me gusta.

Voy a ver si ese gran amigo
Que lo es de todos los humanos
Hace unir a toda la gente
Y se va a freir espárragos.

Con lo bonito que es el amor
Y lo distantes que quedamos
Por qué tenemos tanto miedo,
Somos todos seres humanos.

El amigo leal

Como dijo Ernest Hemingway, “There is no loyal friend than a book”, no hay amigo tal leal como un libro.

Después de ver como se desarrolla el siglo XXI en España y parte del extranjero, me hace recordar a un bibliotecario indio que redacto sus famosas leyes, las leyes de Ranganathan.

1- El libro es para usarlo.
2- A cada usuario su libro.
3- A cada libro su lector.
4- Ahorrar tiempo al usuario.
5- La biblioteca es un organismo en crecimiento.

(1) Entre tanta información, cada vez se usan menos los libros, en sus diferentes formatos, y a veces es por falta de “información”, el saber organizar la información, la planificación y ordenación del saber como hizo también Dewey, Otlet y Lafontaine...

En la época actual no se tiene muy en cuenta la organización de la información porque se cree que al ser un servicio público no hay gastos, pero si no se organizara el pensamiento en distintas clasificaciones se tardaría más en encontrar una información que sería útil a una empresa que quiere llevar a cabo un proyecto pero no sabe cómo.

(2) Si el usuario no sabe concretar lo que está buscando difícilmente se le puede ayudar en la búsqueda de la información.

Por ello son necesarios los cursos, conferencias y congresos de formación de usuarios relativo a la información.

(3) Una vez que sabemos lo que quiere el usuario, podemos dirigirle hacia la información en esta gran AUTOPISTA DE LA INFORMACIÓN que tenemos en nuestras manos, ya sea electrónico o formato papel.

(4) Y en cuanto el usuario tenga el documento requerido en sus manos, nos podemos dar por satisfechos, pues tenemos parte del camino realizado.

Ahora simplemente hay que dejarse llevar por el camino utilizado y llegar a buen cauce.

(5) Y queda lo más difícil, que es conseguir que esa biblioteca híbrida que tenemos en este siglo, pueda ser de utilidad para todo el mundo, y dejarse llevar por los tiempos que corren. Que los usuarios puedan encontrar su información rápida y fácilmente.

Hay que conseguir que la gente se forme en todos los campos que sean imprescindibles, ya que la educación es la parte más importante de nuestra vida. Y no pase como dice Aldous Huxley en Un mundo feliz, cada persona se pone los auriculares para saber lo que tiene que hacer, y es feliz porque no sabe hacer otra cosa. Pues se debería dar información a todos, y también la educación necesaria para daberla utilizar con honradez, prudencia y buenos hábitos.

Ciclo de la vida

¿Qué es la vida? Un frenesí... de La vida es sueño de Calderón de la Barca.

No voy a contar nada que nadie sepa, simplemente son reflexiones. Pero el que lo lea puede creer que está de acuerdo.

La vida es un ciclo. Nacemos, de niños nos divertimos, estudiamos, hacemos cosas propias de la edad. Crecemos, y en la adolescencia, seguimos estudiando y creemos saber lo que queremos ser de mayor, la ilusión empieza a crecer. Salimos de fiesta y queremos divertirnos también.

En la juventud, empezamos a trabajar, si no hemos empezado antes, pero seguimos teniendo ilusión por cambiar el mundo. Creemos que nos podemos comer el mundo con solo mirarlo.

Cuando llegamos a la edad adulta, llegamos a un nivel de madurez y reflexión, que la ilusión que teníamos debemos luchar porque no mengüe. Es muy difícil cambiar el mundo y hemos de adaptarnos a él. Pero si queremos mejorarlo debemos poner cada uno nuestro granito de arena. Es un juego en equipo, una sola persona no hace casi nada pero si nos juntamos muchas y hacemos un gran equipo podemos seguir adelante y llegar mucho más lejos que una persona sola.

Últimamente vamos todos con mucha prisa y no nos ponemos siquiera a sonreir al prójimo, pero ¿qué cuesta una sonrisa? Y ¿cuánto hace? Sonreir cuesta muy poco, mejora la calidad de vida y nos hace a todos un instante de felicidad que jamás se quedaría atrás.

“Sonríe aunque estés triste, porque vale más una sonrisa triste que la tristeza de no saber sonreir”.

“Haz que tu vida sea tan dulce y bella que nunca sepas si vives o sueñas”.

Un libro y una flor (día del libro)

Una habitación sin libros es como un jardín si flores.

Amaneció una mañana de abril de 2010, día 23, florido, después de haber llovido en días anteriores.

Salí de casa para ir a trabajar, y al llegar a la biblioteca sentí ese olor tan maravilloso a libro recién encuadernado: es el día del libro.

Aunque trabaje frente al ordenador, no deja de ser maravillosa toda la información que se puede encontrar.

Aunque cambien los soportes, el libro siempre estará ahí, sea en papel o en digital, en fichero, en libro electrónico, de bolsillo o de bibliófilo.

Con un libro siempre se pueden aprender muchas cosas, sea por su soporte físico o por su contenido intelectual. Esa sensación tan maravillosa que te crea, como un buen amigo, que te hace olvidar los malos momentos.

Como decía Ernest Hemingway, traducido al castellano, no hay amigo tan leal como un libro.

martes, 9 de marzo de 2010

Deporte POPULAR

No vivimos del deporte, tenemos que disfrutar y sentirnos bien física y psíquicamente (que esto es lo más difícil).



Yo sólo puedo decir, de mi carrera (XIX duatlón popular Villa de Madrid, 7 de marzo de 2010, 3 km corriendo - 10 km bici - 1,5 km corriendo), que siendo la primera vez y no tengo experiencia en esto, salí para hacerlo en más o menos mi tiempo y pensando que iba a llegar la última, y al final hubo 4 personas detrás de mí. Eso me subió la moral.

Pero como te dije en el Facebook, somos populares, no sé si llegaré a federarme, pero viendo lo que me pasa con las carreras populares, lo mejor es correr como bien dicen los "venerables garrapatas", para sentirse bien. Vuelvo a correr como antes de conoceros, pasando de marcas y pulsómetros, GPSes y todo ese rollo. Correr y ya está. Intentando no ganar peso y estar "en forma". Y si puedo alguna vez conseguir acercarme a vuestro estado de forma, pues mejor que mejor.

Mis carreras de a pie estuve en mi ritmo: 16 minutos y pico la 1ª, y 7 y medio (aprox.) la 2ª. La parte de la bici la hice en 39 minutos, se nota que perdí mucho tiempo en la bici, y no por las subidas duras, sino por la bajada, que iba a 30 km/h y frenando. La gente me adelantaba en la bajada. Y yo pensando, con miedo, en las caídas... por eso freno, por el miedo a ir tan rápido.



Y cuando veo que vosotros los federados váis a 60 ó más km/h, me da vértigo. Otro motivo por el que no me gustan las bicis de carretera. Espero que me dejen participar en otra con la bici de montaña.



De todas formas, disfruté, por la ilusión de la primera vez, y por las buenas sensaciones al llegar a meta, sin tener en cuenta el tiempo del cronómetro.



Conclusión: Correr sin más, correr a "ritmo garrapatil"



Ya he visto, que mi cuerpo aguanta, con un poco de esfuerzo, y preparándose, se puede llegar a hacer lo que propones, pero SIEMPRE que la MENTE te ACOMPAÑE. Sino estamos perdidos.



Gracias a la organización que como dices fue casi perfecta (porque la perfecc¡ón no existe, tan sólo en Dios). Y los ánimos de la gente, y sobre todo, lo mejor, como en cualquier cosa que hagas: LA ILUSIÓN DE LA PRIMERA VEZ (lástima que se vaya perdiendo, pero hay que luchar porque no la dejemos de perder hasta el final).

PD: Lo mejor de todo fue el ver a una ciega y su guía corriendo el duatlón con una cuerda unidos y en tándem en la bici, me adelantaron en la bajada y no volví a verlos, nada más que cuando empecé la 2ª carrera a pie ellos la terminaban. ESO SÍ QUE TIENE MÉRITO, y por los dos valientes. ¡Enhorabuena para ellos!