lunes, 7 de diciembre de 2009

Story Telling

Cuando llevas varios años intentando decir algo, intentando hacer algo para poder hablar, relacionarse, o simplemente estar y que estén a gusto con uno mismo, te preguntas a veces si es posible.

Pues a veces parece imposible, si va en serio eso de "k1 = k1", o ca'uno es ca'uno. Y si estamos en el sitio correcto.

Hay que saber actuar y saber lo que hacer en cada momento, disfrutar en cada momento y saber cuán es nuestro sitio.

Hay que probar de todo que esté a nuestro alcance, sin molestar a nadie. Pero también que la relación con los demás sea de amigabilidad que a todos nos gusta.

Para ello, y más que nunca existe el story telling, saber contar historias, intentar convencer al otro con mis razones, siempre que las razones sean contundentes y realistas.

Buenas páginas son los enlaces siguientes:

http://www.losmejorescuentos.com/

http://cuentosparadormir.com

Siempre estamos aprendiendo y nadie puede vivir sin los demás.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Historia verdadera

Un día, un hombre se levanta de la cama, va a la cocina, su mujer le sigue por detrás.

Coge la sartén, echa aceite en ella, prende el fuego, y se oye una voz en grito por detrás: ¡Cuidado! No te quemes. Pero que ya está caliente, no lo ves.

El hombre, asustado, coge el huevo, lo casca y lo echa a la sartén, y la mujer por detrás, continúa gritándole: Pero ¿es que no lo ves? se te va a quemar, no te va a salir bien...

Y cuando ha terminado, el hombre le dice a la mujer: ¿Por qué te pones así? ¿No ves que me he levantado a hacer el desayuno? ¿Qué te pasa?

Y la mujer le contesta: ¿Ves? Así es como me siento yo, conduciendo contigo al lado.


Sí, esto me ha recordado que pasa muy a menudo en diversas situaciones.

Una mañana de sábado en una carrera deportiva universitaria, en las que las mujeres corren primero y los chicos después. Las mujeres seríamos unas 50, y los chicos serían más de 100. Acabamos de correr las chicas, llegamos a meta y, gracias a Dios, nos dan una lata de refresco, bocadillo y una fruta.

Llegan los chicos a meta, y según van llegando les dan lo mismo, bocadillo, fruta y refresco. Pero para los últimos, no quedaban frutas y bocadillos, y pocos refrescos, y me ha recordado lo mismo que he expuesto antes: "¿Véis? Ahora sabéis lo que sentimos nosotras cuando llegamos las últimas en una carrera popular y no tenemos de nada." Y más que nada porque "algunos" "arrasan" con todo lo que pillen sin pensar en los que vienen detrás, que pagan lo mismo y parece que no tienen derecho a lo mismo. Como si los últimos debieran correr gratis pagando la carrera sólo los primeros.

Pero también les dices a los últimos que corran con nosotras y te dicen: "¿Pero qué dices?" si ellos son Hombres...

Como ha pasado en una cuestecita, bastante dura, que casi no se podía subir corriendo, y pasa en varias carreras. Las chicas, si no podemos, las subimos andando, pero los chicos... ¿qué dices?... ¿cómo me van a ver la gente que voy andando... cabezonería aparte... suben corriendo aunque lleguen a meta hechos piltrafas.

Conclusión: Somos todos iguales, y no nos tiene que importar que nos vean sufrir si se da el caso. Lo mismo cuando estamos fuertes y podemos hacer las cosas con facilidad.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Reflexiones

La vida es como los días. Cuando anochece, muere el día, para luego amanecer, renacer y brillar el sol todos los días.

Hay días nublados y días soleados.

Debemos empezar a vivir cada día hasta que el día muere y poder renacer todos los días brillando cada día más, y aprendiendo de los errores del pasado recordándolos para no volver a caer en los mismos errores y poder brillar cada vez más.

lunes, 7 de septiembre de 2009

¿Asertividad?

La asertividad está muy de moda ahora. ¿Se debe ser asertivo siempre? ¿Te pueden echar del trabajo por falta de asertividad? Yo creo que son preguntas sin respuestas. Y no hay nada en la ley que prohiba o permita hacer algo que no tenga una solución exacta.

Las habilidades sociales no es una ciencia exacta ni puede estar escrito en ningún sitio, simplemente se escribe comentarios y reflexiones.


Habilidades sociales

Asertividad
: comunicación asertiva es comunicación virtuosa, ser uno mismo sin dejarse llevar por los demás ni intentar mandar a nadie.

Escucha activa: Saber escuchar a quién te habla.

Empatía: Ponerse en el lugar del otro.



Motivación --> organización
Habilidades sociales: Escucha activa Parafrasear Reflejar sentimientos Indagar activamente Recapitular Utilización del silencio Asertividad (autoafirmación)
Solicitar cambios de comportamiento: Informar, Indicamos lo que deseamos, Exigimos lo que deseamos, Condicionamos, Responder a la crítica, Discrepar de los demás, Reconocer un error, Resistir la interrupción de otros.



Aspectos psicológicos de la discapacidad

Autoestima
Valoración que uno tiene de sí mismo. Positiva o negativa. Se forma a través de un proceso de asimilación y reflexión mediante el cual interioriza las opiniones de las personas significativas (padres, maestros, compañeros...) y los utiliza como criterios para su propia conducta.

Autonomía El desplazamiento por el entorno, la realización del cuidado personal y de las tareas domésticas o el acceso a la información. Es la capacidad de poder realizar y desenvolverse en las áreas vitales del funcionamiento humano. Para ello es necesario proporcionar a estas personas unos apoyos especializados que les faciliten el máximo grado posible de independencia para llevar a cabo dichas tareas cotidianas.

Sobreprotección Consiste en cuidar a alguien en exceso, obstaculizando así su desarrollo normal, como la adquisición de confianza, autonomía, iniciativa, integración de una identidad propia, capacidad de tener relaciones afectivas cercanas y productividad, entre otras cosas. El aprendizaje es uno de los principales factores que podría afectar a la sobreprotección.

domingo, 7 de junio de 2009

¿Cambio de registro?

Lo llaman cambio de registro, pero en realidad qué es eso. Que en cada situación te tienes que comportar de una manera diferente. Que no puedes ser tú mismo. Que tienes que comportarte según con quién vayas y siempre "alegre".

Pero eso es muy difícil. Se puede hacer. Pero entonces somos unos hipócritas. Y cada vez más. ¿Qué tenemos que esconder? ¿Es que tenemos miedo? Pues sí, tenemos miedo, pero también tenemos miedo a "ocultar el miedo".

Yendo por otros países europeos, como Inglaterra, Bélgica, Holanda, se puede ver que allí no tienen persianas en las casas. No tienen nada que ocultar, aunque sea su cultura. Otra cosa es la cultura mediterránea.

Podría cambiar de registro, pero entonces viviría agobiada, y en cada situación compotándose de una manera diferente. Tal y como te tratan, creemos que hay que tratar a la gente, pero ¿es tan difícil ser nosotros mismo? Pues muchas veces sí.

Todos queremos lo mismo, queremos vivir en paz y queremos divertirnos, trabajar para vivir, pero ¿qué es vivir? Podemos vivir en el trabajo y fuera del trabajo, en casa y ¿haciendo qué? ¿Lo que nos gusta o lo que no nos gusta?

Pues lo mejor es que vayamos donde vayamos seamos nosotros mismos y no cambiemos de registro en cada compañía. Lo importante es saber estar siendo uno mismo y con la autoestima alta, aunque eso sea muy difícil.

domingo, 10 de mayo de 2009

Juego en equipo

El correr, el conducir, el vivir, es un juego en equipo, jugamos con nuestra vida pero siempre tienes que estar pendiente del prójimo, de lo que hace, de no "atropellarse" y de "intentar" conseguir una buena compañía y ser una buena compañía para poder sobrevivir y vivir en paz y alegría.

Y ¡qué difícil es! Y ¡qué facilidad tienen algunos de hacerlo!

Vivir en equipo o vivir solo. Ésa es una "pregunta" que habría que hacerse, saber vivir en equipo, querer compartir y saber compartir. Pero ¡qué difícil es!

En cambio, vivir solo es muy fácil, pero muy aburrido y muy depresivo. Con ganas de no seguir viviendo.

Por ello, mejor no saber lo que hay que hacer mañana, y si de repente te encuentras algo bueno satisfactorio e inesperado, la sorpresa será grande.

sábado, 4 de abril de 2009

La ilusión adelgaza.

Viendo a una misma y a los demás he estado descubriendo la forma de estar bien tanto física como psicológicamente.

Sintiéndose mejor psicológicamente, gracias a la ilusión por hacer cosas nuevas o rutinarias, uno se mueve más lo hace con más ganas y adelgaza más fácilmente a cuando nos desilusionamos, con lo cual no tenemos ganas de hacer nada. Y como consecuencia a ello nos hace engordar más y sentirnos peor y más desilusionados psicológicamente.

Y aunque la vida sea un porcentaje alto rutinaria, se puede hacer menos rutinaria, cambiando de camino de regreso al trabajo, no saber lo que hacer a los 5 minutos siguientes, ir a la aventura las 24 horas del día, excepto cuando estamos durmiendo.

Sentirse a gusto con uno/a mismo/a y sentirse a gusto con los demás.


domingo, 25 de enero de 2009

Estamos todos igual

Me estoy dando cuenta de la razón que tenía una antigua compañera de trabajo. Pues sí somos todos iguales, y hablo por mí la primera.

Pero me estoy fijando en el comportamiento de la gente y el mío propio y sí, ahora que estoy baja de ánimos, y con mucho miedo, estoy viendo que TODOS tenemos miedo, pero algunos tienen mayor facultad para ocultarlo.

Voy al metro o al autobús y veo que están los asientos vacíos, vamos todos a jugar a las 4 esquinitas. Parece que no nos queremos sentar al lado de alguien a quien no conocemos de nada. Elegimos sitio según nos parezca mejor compañía. Aunque ni nos hablemos.

Voy a correr, al trabajo o por la calle, y parece que estamos solos, que la relación entre personas, aunque nos gusta, nos es difícil empezar. Tenemos miedo, sí. ¿Por qué ocultarlo?

Queremos relacionarnos pero nos cuesta. Aunque a mí me veo más capaz (aunque todavía incapaz) de empezar una relación amistosa que el mantenerla. Eso es lo difícil. Mi forma de ser me lo pone difícil. Pero en cambio conocer a gente que te lo pone fácil, sobre todo amigos corredores me anima a seguir el día a día.

En el fondo, soy una privilegiada por tener lo que tengo y a quien tengo, aunque sea a ratos, y amigos en ocasiones, pues si estaríamos todo el día con todo el mundo nos aburriríamos o tal vez nos estresaríamos tanto que estaríamos insoportables, al menos eso me parece a mí.

Todos tenemos tanta prisa que a veces no nos damos cuenta de lo que nos rodea ni disfrutamos con el ambiente. Acabamos de tal tarea, y a coger el coche, cada uno en el suyo y a casa o a otro lado. Soy tan despistada que no me doy cuenta con quien me cruzo, pero en el fondo aunque no reconozca a gente con quien me cruzo, mis sentimientos no van por ahí, pero es difícil darlos a conocer.

Si pudiéramos cambiarnos por un día y sentir lo que siente otra persona y la otra persona sentir lo que siento yo, nos daríamos cuenta de cómo estamos. Y tal vez querríamos regresar a nuestro sitio, y dejar de quejarnos de lo que nos pasa porque tal vez el otro está peor, y no nos damos cuenta de lo privilegiados que somos.

viernes, 9 de enero de 2009

Nieve en Madrid a 9 y 10 de enero de 2009


Un tema que no deja nunca de qué hablar es la nieve, al menos a mí me anima mucho ver la nieve, sobre todo en una ciudad como Madrid que pocas veces la podemos ver, tocar o pisar.


Desde esta mañana en el lugar de trabajo hasta volver a casa es fantástico, aunque la gente se queje con que no pueda coger el coche o que no nos podamos mover, estando intranquilos.


Pues nada, hay que disfrutar del momento, que pocas veces se puede.


A veces quiero relajarme y no puedo y otras veces me siento más tranquila que el resto de la gente.


No sé por qué, son cosas que pasan y aunque "estamos todos igual" cada uno es diferente, sin saber cómo pero es divertido. Pues si fuéramos todos iguales y nadie destacara en cualquier cosa y dijéramos todos lo mismo y todos de acuerdo sería más aburrido.


Nunca se sabe lo que va a pasar y a veces es aburrido, para mí muchas veces es aburrido seguir como sigo, si saber... pero cuando pasan las cosas un tanto diferente me siento mejor, para recordar y más divertido.