sábado, 8 de noviembre de 2008

Mi extraña forma de correr

Parafraseando a Modestia aparte, con su canción Mi extraña forma de querer, quiero decir que después de haber empezado el curso académico de las carreras populares, parece que este año no me apunto a muchas, o llego tarde para coger dorsal..., quiero correr con tranquilidad. Ir a la Casa de Campo y salir a correr, o ir a una carrera y salir a correr.

Recordando tiempos pasados, cuando nos inscribíamos una hora, o media hora antes de cada carrera, gratuitas, salir a correr sin pulsómetros ni GPS, ni nada, ni con zapatillas de correr específicas siquiera. Antes hacíamos footing, empecé a correr y gimnasio para adelgazar, ahora no quiero (y creo que ni puedo, psicológicamente) dejarlo, volvería a engordar, y además me hace sentir bien.

Mi extraña forma de correr, porque cada uno tenemos nuestro estilo, y por más que hagamos series, técnica... mejoraremos algo pero seguiremos con nuestras posturas y manías al correr. Por un lado mejor, veo de lejos a la gente y la reconozco por la forma de correr (aunque también me puedo equivocar).

Pero desde que he conocido a tanta gente y tengo la oportunidad de ir a correr "en grupo", hay mucha diferencia de correr solo (más aburrido).

Cada cual tiene su porqué en la forma o en la base del empezar a correr, pero yo quería amistad, y al menos eso creo tenerlo durante unos minutos, cada vez que salgo a correr con gente "amiga".

Y luego cada uno a su casa a... descansar.

Al menos, a mí me ha venido mejor conocer a tanta gente para poder conocerme mejor a mí misma, pues creo que todavía no me conozco del todo.

Y veo que a cada uno nos pasa lo mismo, aunque tengamos más o menos capacidad... mental, atlética... o de cualquier tipo.

Bien se puede resumir, como me dijeron, "estamos todos igual", una frase que me anima, pues cuando nos confundimos, nos vemos todos de la misma forma, ¡qué mal nos sentimos!, pero vemos a otro que está en la misma situación y nos vemos reflejados... "esto me recuerda algo que ya lo he vivido".

Pienso demasiado en correr y en lo relativo al deporte, pero como otra frase de la 1ª carrera del orgullo: "El deporte es la única forma de cambiar el mundo".

Fuí a la carrera popular de la Caixa de Aluche (¡qué pena!, me perdí la de la droga después de tantos años haciéndola...) porque nunca la había corrido y quería probarla, no sabía si correr para mejorar mi marca o hacer tranquilamente. Me uní a otra chica que estaba empezando, y la verdad no se me hizo nada dura, y fue divertido ir hablando por el camino con tranquilidad.

Ahora creo que sólo quiero correr por correr, sin marcas a la vista (aunque si mejoro... pues mejor), pero correr acompañada y no sola, aunque a veces llego a casa entre semana y me apetece salir aunque sea sola.

Lo quiero es lo que queremos todos, sentirnos a gusto con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea: la felicidad, tal como había soñado Huxley en Un mundo feliz.

viernes, 10 de octubre de 2008

El sentido de correr

Después de haber estado una semana en Londres de turismo, y ver cómo se porta la gente allí. Ver a los ingleses, que son muy educados, aunque la ciudad no sea muy limpia, pero la gente allí se toma el correr de otra manera. Allí corre mucha gente y de todas las edades. Los parques siempre están llenos de corredores, y por la calle también.

Y lo que más me llamó la atención fue gente corriendo con la mochila a la espalda, que al salir del trabajo se iban corriendo a casa. Y eso lo hacemos en España y te miran raro.

Yo lo probé un día, y no me gustó la sensación de cómo miraba la gente. Porque no te pueden decir nada, ya que hay libertad para hacer lo que uno quiera. Pero lo dicen con la mirada.

Hay que aprender a vivir en el mundo que nos rodea y hay veces que apetece hacer algo que no puedes, sea con gente conocida, familia o desconocida.

Siento si a veces voy al contrario que la gente, pero el ir a contracorriente también es divertido. Por eso cuando éramos niños/as, con 14-15 años, empezaban a fumar muchos de ellos, y te animaban. Era divertido. Era llevar la contraria a lo que no te permitían en casa. Pues a mí me pasaba lo contrario, yo quería llevar la contraria a la gente que me incitaba a fumar y nunca llegué a fumar, y espero no fumar en la vida que me queda.

Y cuando corres por la calle o por el parque y ves a gente corriendo igual que tú, te anima, e intentas poner "cara de corredor", y cuando le pasas vuelves a tu ritmo. Pero es divertido.

Lo agradable que es ver tanta gente corriendo en una carrera popular, y ver que en los entreno de la semana parece que estás haciendo algo malo... no tienes más remedio que ir a un parque y que te vean sólo los demás corredores.

domingo, 22 de junio de 2008

El placer de correr en compañía

O simplemente "estar" en compañía.

Después de correr este sábado con tan grata compañía, con este grupo de AMIGOS de las carreras populares, me siento atrás, me falta mucho por aprender.

Quedamos en San Agustín de Guadalix en casa de uno de estos amigos, para hacer un rodaje por lo que llaman el "Mesto", una rutilla campestre, tipo sendero con unas vistas preciosas y a un ritmo asequible para poder disfrutar del paisaje e ir calentando poco a poco, ya que empezamos a rodar casi a las 12 del mediodía.

Tras este breve rodaje de unos 40-50 minutos, vamos al polideportivo a hacer los que llaman "matracos a muette", que es un mil a ritmo fuerte, para saber cuál es nuestra marca o intentar rebajarla, en mi caso, era mi primer mil, no tenía referencias y lo hice el 4'50", más o menos lo que esperaba, con mis marcas de milla, 5 km y 10 km.

Luego hicimos 100 metros, pero no me puder medir, porque el cronómetro no le dí a tiempo.

Después una duchita, una comida "familiar" y entrega de trofeos de la LFP (Liga Forero Paquetil) con la que empezamos el año pasado en plan de disfrute y mejora tanto corriendo como mentalmente, gracias a la "invención" de uno de ellos y al programa de otro.

Y gracias a todos por la compañía, lo pasé muy bien, y encima me quedo con el trofeo de 1ª femenina. Creo que os lo merecéis más que yo, pero permitidme que me lo quede de recuerdo vuestro, por lo bien que lo paso corriendo y sobre todo en la carrera tan especial y divertida que hicimos en compañía, como son los 50-100 km Villa de Madrid, en Vallecas.

Tenía que decir unas palabras cuando recogí el trofeo pero no pude, me bloqueé, como me pasa a menudo. Simplemente, este amigo que entregaba los trofeos, cuando hacía la presentación diciendo quien había ganado, yo estaba pensando qué decir, pero supe pensar nada más que dar las gracias a todos, por la compañía, el ambiente y todo lo que rodea, y lo bien que he salido en la "foto-trofeo", aunque creo que me han sacado con celulitis... jeje... bueno lo que se tiene no se puede esconder mucho (glubs).

Mis fotos de este día para recordar están en mi álbum de Picasa y los vídeos en el de Youtube.

Éstas son mis sensaciones, no quiero nombrar a nadie, porque sobra, los que estuvimos allí ya sabemos a que nos referimos y los demás, no les importa, aunque "de internet no sale" y s2ólo lo verán unos cientos de miles de personas..."

Espero tener tiempo para leer los blogs amigos

GRACIAS AMIGOS Y HASTA SIEMPRE.

domingo, 25 de mayo de 2008

¿Tres cosas en la vida?

Cuando estudiaba en la universidad, el profesor nos decía como anécdota, que hay que hacer tres cosas en la vida: plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. Sí, eso es lo que se dice.

Pero pensando en la vida actual y lo difícil que es vivir y tomar decisiones, al menos a mí. Lo más difícil en la vida son tres cosas: pedir ayuda, pedir perdón y decir "te quiero".

Pedir ayuda, lo he aprendido gracias a los amigos que me introdujeron en el mundo del correr, y los que han estado conmigo siempre, ayudándome y yo sin darme cuenta de lo que tengo. Como se suele decir, nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Pues sí, ahora lo sé, necesito ayuda y he aprendido a ello, necesito ayuda y necesito complicidad, estar acompañada. Estar sola, muchas veces es bueno y se necesita, pero la mayoría de las veces es mejor estar acompañada.

Pedir perdón, lo he aprendido después de ver cómo la gente conocida me ayuda sin mirar atrás, y yo que no puedo hacer nada, devolver el favor porque estoy mucho más atrás que ellos. Espero que algún día pueda "devolver" toda esa ayuda y disfrutando, como lo hacen ellos.

Y decir "te quiero", pues no, eso todavía no lo he aprendido, para mí es lo más difícil. Yo creo que no sé, aunque lo sienta, es difícil decir esas dos palabras tan cortas y expresivas. Pero interiormente no te sientes capacitado para decirlo.

Poco a poco, mejoramos, pero ¿por qué va todo tan lento? ¿por qué soy tan lenta cuando veo a los demás, más jóvenes, y que han conseguido más que yo y en menos tiempo?

Cada vez más pienso que no sirvo para nada, pero a ver si poco a poco cambian las cosas y puedo decir lo contrario. Mejorando y sin caer, e ir siempre hacia adelante, aunque tropiece muchas veces, pero que no me caiga nunca.

lunes, 10 de marzo de 2008

Correr es de...

Me pregunto si algo es importante en la vida.

Haces tu vida diaria, te apetece correr, te "metes" en las carreras populares, te sientes bien, con esas endorfinas, que te hacen feliz.

Pero, cada vez, las cosas cambian... o tal vez la persona.

No, no estoy lesionada. Pero últimamente cada vez que voy a una carrera, o cualquier otro lado, veo que todo ha cambiado mucho.

¿Es el mundo el que ha cambiado o soy yo? ¿Pensamos diferente con la edad, o tal vez aprendamos cada día, y poco a poco, lo debemos o podemos hacer?

Correr es de cobardes, como dicen en el foro, o tal vez es de valientes, me pregunto yo.

Cada vez la gente corre más. Y a mí me apetece parar cada vez que veo a uno de esos. Y si no paro es por salud, lo ideal es el deporte - salud. Y los kilos que he perdido no recuperarlos. Sentirme bien.

Y yo me digo, correr es de ricos. Yo pensaba que corríamos los que no teníamos dinero ni para el autobús. Y ahora en cambio, la mayoría de los que corren cogen el coche para no cansarse, y así poder cansarse después. Pero ¿en qué mundo vivimos?

Mucha gente, que tiene coche, coge éste mismo para ir a correr a cualquier sitio, y sobre todo a sitios donde no hay otro medio de transporte. Y luego se "meten" 15, 20... 30... etc. de kilómetros y se creen más que nadie.

Y me acuerdo cuando empecé mis primeras carreras populares, o tal vez en algunos entrenamientos que los hacía con la mochila, y sin ropero, Y CON ZAPATILLAS QUE NO ERAN PRECISAMENTE PARA CORRER.

Y ahora cuando me dicen, ¿pero vamos a correr con la mochila y todo? ¿vamos a coger un taxi?

¿Para qué? Para no cansarnos.

¿Por qué queremos hacer del deporte un entretenimiento para los ricos y los que tienen mucho tiempo libre? Si el deporte es bueno para todos, incluso para los más pobres. Si te sientes bien físicamente, te puedes sentir bien psicológicamente. Tan sólo te falta el "puntito" para ser "feliz" en todo lo que haces y serás la envidia del que te rodea.

Queremos hacer de este deporte, y poco a poco de todo lo que nos rodea, lo mismo que del fútbol, es decir, un NEGOCIO, puro comercio. Luego vienen las lesiones y si no me pagan para qué voy, y si no dan nada en la bolsa del corredor, ¿para qué voy?

Pues nada, tanto correr, luego el triatlón, luego el tal y cual, que me digo, ojalá todos esos que corren tanto y "molan" tanto tengan los mismos pies que yo para correr, y los mismo problemas. A ver si corrían igual o se lo tomaban de otra forma.

¿Para qué queremos tener envidia del que tenemos al lado? Pues sí, parece que la envidia rodea este mundo y la hipocresía nos ciega.

¿No será mejor ir con la verdad por delante? Pues parece que nos da miedo todo y cada uno va a lo suyo. Y luego nos "preocupamos" de todo lo que pasa en el mundo, si saber "cómo ocuparnos" de ello. Si nos ocupáramos más de lo que interesa, no nos daría tiempo a preocuparnos de lo menos interesante.

Lo siento por el rollo, pero aunque estoy un poco, bueno con muy baja autoestima, no quiero que nadie se sienta mal, ni nadie es culpable de nada. Simplemente esto es una reflexión del momento.