martes, 4 de diciembre de 2007

Correr para relajarse

Después de haber corrido 2 maratones, una ultra-maratón (50-100 km. de Vallecas, sólo 50 km.) y unas cuantas medias maratones (ya perdí la cuenta), te das cuenta de lo que quieres es correr, y mejorar poco a poco, correr con gente, pasar ese rato en agradable compañía, relajarte del día, ya sea por estrés o por falta de ánimo.

En el medio está la virtud. Pero ¡qué difícil es llegar a ello!

Nunca me he lesionado físicamente, fuera del cansancio de las maratones. Simplemente me apunto a carreras populares por relajación, y vaya o no en serio, no me gusta “ir seria”, que no es lo mismo.

“La envidia mueve montañas”, se puede decir ¿no? Cuando veo cómo corren algunos/as, qué facilidad de lengua, qué don de gentes tienen. Ya me gustaría a mí... que me quedo atrás.

Parece que un puntito de envidia es bueno para poder mejorar. Basta con saber a quién se tiene que tener envidia. Y no a las malas personas, sino a las buenas. Y esas buenas personas que te acogen muy bien en su grupo de amigos, te hacen feliz y recuperas una autoestima perdida. Lo malo es que dura poco esa “recuperación”, y necesitas que te “acojan” más días.

Con la edad también vas aprendiendo todo lo que se puede, pero unas personas “lo cogen” más rápidamente que otras. Cuando pienso que lo que yo tardo X años otros lo han hecho en pocos meses, o lo que yo no he conseguido otros lo han conseguido en tan sólo un año, deprime un poco más. Por eso a veces sienta bien salir a correr para evadirse, pero “eso no da dinero”, salgo a correr y a encontrarme con gente amiga para animarme un poco pero no es suficiente. Necesito algo que me haga sentir útil, y no esos contratos de trabajo de “pan para hoy y hambre para mañana”. Yo quiero vida propia, que parece que no la tengo.

En fin, esperemos que “lento pero seguro”. Gracias a los ánimos de gente amiga.


¡Feliz Navidad 2007/08!

Madrid, 3 de diciembre de 2007

Aprender a correr y a convivir



Una experiencia muy buena para compartir afición y convivencia social es lo cuento a continuación. Yo lo conocí gracias al grupo de venerables corredores con los que entreno (bueno más bien corro como que puedo...).


Es una experiencia única para saber el nivel que tienes, la alimentación que llevas, la vida diaria..., y para hacer vida social sobre todo.


El Campus Interval (de Corricolari), está muy bien, es como una convivencia de corredores, una quedada de corredores (como los moteros).


Son grupos reducidos, de 15 a 40 personas cada vez, lo suelen realizar una vez al año, más o menos.

Yo estuve el puente de agosto de este año, se realizó en un albergue de montaña en Peguerinos (Ávila), nada más cruzar El Escorial y subir el monte Abantos, arriba hay una casa, que es el albergue, es la 5ª vez que lo hacen y está bien, porque es tipo convivencia, corremos por la mañana, nos tomamos unas cervezas juntos, por la tarde las clases teóricas, y por la noche nos acercamos a las fiestas de Peguerinos.


Lo de los ritmos, desde K1 a K5, es por el test de lactato que nos hicieron en el Campus, son 5 series de 1.200 metros empezando de menos a más, y tenéis que tener en cuenta que cada vuelta os bajan 20 segundos. Yo empecé en 6:20 para acabar a 5'/km. y la última no me salió, acabé unos 5-10 segundos más tarde, las 4 primeras, salieron muy bien.

Y luego nos enseñaron la gráfica, deben ir subiendo las pulsaciones y el lactato (que se crucen las dos líneas en la gráfica), las mías eran paralelas, se notaba que estaba empezando
Si sube demasiado el lactato, te puedes marear, entonces el entrenador no te permite acabar el test, por seguridad, y algunos hicieron 4 (que ya es suficiente para realizar el test con su informe).

Había alguno que iba sobrado y se hizo 6 series.

Los ritmos (cada entrenador lo llama de una forma) se calcula con las pulsaciones de cada uno:

K1----- ritmo suave (para maratón)
K2 ----- ritmo medio (para medio maratón)
K3 ----- ritmo rápido (para una carrera de 10 km.)
K4 ----- series largas (1.000 m. - 2.000 m. ...)
K5 ----- series cortas (100 m. - 200 m. ...)


En teoría no se debería superar esas pulsaciones y entonces llegas a la meta muy bien. (A mí me ha ido bien cuando me he puesto el pulsómetro y he hecho caso a este entrenamiento en las carreras).

Te enseñan a correr, técnica, fortalecimiento, estiramientos, nos hicieron la medición de masa grasa, nos dieron un masaje y se solucionaron bastantes dudas.


Lo único malo es que es muy caro, casi 400 euros esos 4 días, pero lo tienes todo pagado: comida, dormir...


Al final te dan un diploma de haber participado en el Campus
Para más información:
www.intervalatletismo.com

(Agosto 2006)