miércoles, 15 de enero de 2020

Canciones católicas

Santa María del Camino

Letra:
Mientras recorres la vida tú nunca solo estás,
contigo por el camino, Santa María va.

/ VEN CON NOSOTROS AL CAMINAR,
SANTA MARÍA, VEN. / (2)

Aunque te digan algunos que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo, lucha por la verdad.
ESTRIBILLO.

Si por el mundo los hombres sin conocerse van,
no niegues nunca tu mano al que contigo está.
ESTRIBILLO.

Aunque parezcan tus pasos inútil caminar,
tú vas haciendo caminos, otros los seguirán.
ESTRIBILLO.

Si vienes conmigo
Letra:
/ SI VIENES CONMIGO Y ALIENTAS MI FE,
SI ESTÁS A MI LADO, ¿A QUIÉN TEMERÉ? / (2)

A nada tengo miedo, a nadie he de temer,
Señor, si me protegen tu amor y tu poder.
Me llevas de la mano, me ofreces todo bien.
Señor, Tú me levantas si vuelvo a caer.
ESTRIBILLO.

¡Qué largo mi camino! ¡Qué hondo mi dolor!
Ni un árbol me da sombra, ni escucho una canción.
¿Será que a nadie puedo mirar ni sonreír?
Señor, Tú sólo quedas, Tú sólo junto a mí.
ESTRIBILLO.

En cosas que se mueren yo puse el corazón.
Fue tierra mi tesoro, fue vana mi ilusión.
En cosas que se mueren me voy muriendo yo,
Tú sólo vives siempre, Tú sólo, mi Señor.
ESTRIBILLO.
María, mírame
Letra:
MARÍA, MÍRAME, MARÍA, MÍRAME,
SI TÚ ME MIRAS, ÉL TAMBIÉN ME MIRARÁ.
MADRE MÍA, MÍRAME, DE LA MANO LLÉVAME,
MUY CERCA DE ÉL, QUE AHÍ ME QUIERO QUEDAR.

María, cúbreme con tu manto
que tengo miedo, no sé rezar.
Que por tus ojos misericordiosos,
tendré la fuerza, tendré la paz.
ESTRIBILLO.

Madre, consuélame de mis penas,
es que no quiero, ofenderle más.
Que por tus ojos misericordiosos,
quiero ir al cielo, y verlos ya.
/ ESTRIBILLO. / (2)

En tus brazos quiero, descansar.


martes, 12 de noviembre de 2019

Cosas por intentar volver a hacer y re-aprender

Dios es como la fuente, de la cual cada uno coge como lleva el vaso (San Juan de la Cruz).

5 cosas que debes dejar de hacer:
1. Tratar de complacer a todos.
2. Tenerle miedo a los cambios.
3. Vivir en el pasado.
4. Considerarte menos que los demás.
5. Pensar demasiado en todo.

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo, en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado.
(Teresa de Calcuta).

"Nunca te disculpes por ser sensible o emocional. Esto es una señal de que tienes un gran corazón y no tienes miedo de dejar que otros lo vean. Mostrar tus emociones no es debilidad, al contrario, es un signo de gran fortaleza."

"No, al miedo no te acostumbras; tampoco desaparece... aprendes a convivir con él sin dejarle ganar, nada más."

El Señor te bendiga y te guarde. El Señor te muestre su rostro, tenga misericordia de ti. Vuelva el Señor su rostro hacia ti y te conceda la paz.
(Bendición de San Francisco de Asís).

Hay tanto amor en tu corazón que podrías sanar el mundo entero. Pero por ahora usemos ese añor para sanarte a ti (Louise Hay).

Oración a la Virgen de la Almudena

Virgen de la Almudena,
Madre y Señora nuestra,
que estuviste oculta
en las murallas del viejo Madrid
y te nos manifiestas ahora
como Madre de inmensa ternura
a quienes te veneramos
con filial devoción.

Tu nombre de Almudena
hace referencia a fortaleza;
danos constancia firme
para vivir siempre seguros
en la fe de la Iglesia.

Mantén vivo nuestro amor
y fuerte nuestra esperanza,
para que ningún obstáculo
pueda desviarnos
del camino de la salvación.

Llena con tu presencia maternal
la dura soledad de los que sufren.

Acoge con tu amor
las súplicas de tus hijos.

Como excelsa patrona de Madrid
bendice y protege a quienes
veneran con amor tu nombre santo
y el de tu Hijo.
Que vive y reina
por los siglos de los siglos.
Amén.

Magnificat

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí.

Su nombre es Santo y su misericordia llega a tus fieles
de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo,
dispersa a los soberbios de corazón.

Derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes.
A los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel su siervo,
acordándose de su santa alianza
según lo había prometido a nuestros padres
en favor de Abraham
y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en un principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos.
Amén.

Al Espíritu Santo

Ven, Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente de mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. Amén.

10 consejos del Papa Francisco para cuidar el medioambiente

1. Calefacción: encenderla menos y abrigarse más.

2. Plástico y papel: reducir su uso, reusarlos y reciclarlos.

3. Basura: separar residuos.

4. Seres vivos: tratarlos con cuidado.

5. Agua: reducir su consumo.

6. Comida: cocinar sólo lo que razonablemente se puede comer.

7. Transporte: elegir el transporte público o compartir vehículos.

8. Árboles: plantar árboles.

9. Luz: apagar luces innecesarias.

10. Rezar: dar gracias a Dios antes y después de las comidas.